“Comunicar en las nubes”

Los nativos digitales, principalmente, junto con los colonos digitales, están dirigiendo las tendencias. Expresando, constantemente, sus gustos, emociones, opiniones sobre hechos noticiosos pero también compartiendo información en las redes sociales.

Como bien dicen Francis Pisani y  Dominique Piotet en La alquimia de las multitudes (2008), hay un paradigma que cambió para siempre: “La relación que mantienen con la información también es distinta. El exceso no les preocupa y, según Prensky: «A diferencia de sus padres, que solían querer mantener en secreto cualquier información que tuvieran (“El conocimiento es poder” era su divisa), a los digital natives les gusta compartir y difundir la información en cuanto la reciben (quizá “Compartir el conocimiento es poder” podría ser su divisa implícita)».

Cuando se pertenece a una comunidad en la red es porque se comparten afinidades, gustos y opiniones en común, la misma lógica determina a quiénes aceptas y escoges como amigos en Facebook y a quiénes sigues en Twitter. En todos estos casos, estamos hablando de cientos de personas, simultáneamente, consumiendo información y compartiéndola, y si tú estás abriendo esos links quiere decir, que todos ellos y, a la vez, tú mismo, están trabajando como curadores de la información que consumen respectivamente.

Tomando en cuenta que no importa tanto la tecnología en sí misma, sino qué podemos hacer con ella y la fácil comprensión de una página o herramienta, la aparición de la opción de “compartir”, en las redes sociales, cualquier cosa que se lea o vea, es un claro ejemplo de cómo los webactores deciden la evolución de internet en términos de usabilidad y flexibilidad. La opción “compartir” es una respuesta natural  a la necesidad del usuario de compartir la información que está consumiendo.

Porque lo que se lee o ve es también parte importante de la identidad digital. Al igual que una biblioteca o un estante con una colección de discos compactos dicen mucho de una persona, sus gustos y personalidad, compartir un vídeo musical o el último artículo que se ha leído en facebook  cumple la misma función: mostrar cuáles son tus pasiones e intereses.

Y por supuesto, el relativo éxito de un post y su autor, se medirá en el número de veces que ha sido compartido su artículo o los “I like” o “retweets” que tenga. Para cualquier medio digital o página resulta fundamental entender que ahora “compartir el conocimiento es poder” y si no se tiene la opción “compartir” no está entendiendo de qué va la revolución digital.

Adriana Pérez Bonilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: