Los webactores, ¿un rol positivo o negativo en la producción de información?

Los webactores, ¿un rol positivo o negativo en la producción de información?

 En la Alquimia de las Multitudes, Pisani y Piotet plantean el surgimiento de los webactores como sujetos activos del sistema comunicacional, y a los cuales califica como “creadores de valor”, y los diferencia de los “internautas”,  es decir, los primeros usuarios de internet. La diferencia con éstos radica en que los webactores “tienen capacidad de producir, actuar, modificar y dar forma a la web de hoy” (p.109). Esto ha significado una ruptura total dentro de la teoría tradicional de comunicación, según la cual existía un emisor, un mensaje y un receptor, y el receptor solía recibir el mensaje en forma totalmente pasiva; de hecho, una de las limitaciones de la televisión ha sido la dificultad de conocer a las audiencias, y de recibir feedbacks con respecto a los mensajes recibidos. La internet ha supuesto un cambio ya que, por ejemplo, los reporteros suelen colocar su correo electrónico en generador de caracteres en el momento en que está al aire un informe, y no faltará quien envíe  algún mensaje alusivo al reporte transmitido. Igualmente, las redes sociales permiten medir informalmente la popularidad de un programa determinado al margen de las mediciones de los ratings, lo que supone una respuesta directa de la audiencia con la que antes no se contaba.  Y si antiguamente en la teoría de la comunicación tradicional se hablaba del “derecho a réplica” del receptor y las limitaciones que existían para que ello ocurriera con una carta dirigida a un periódico, por ejemplo, o una llamada a un canal de TV, ahora vivimos en un mundo ilimitado de réplicas por parte de los receptores convertidos también en emisores.

Pisani y Piotet mencionan que en los inicios de la web los emisores de mensajes eran las organizaciones, y que en la web de hoy “aproximadamente el 60% de los datos los cuelgan los usuarios y, según el fundador y presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, el 25% del tráfico se realiza a través de las redes sociales, unos espacios privilegiados de intercambio y participación” (p.109).  Esto crea algunos planteamientos importantes con respecto a los mensajes colocados en la web; en primer lugar, ¿cómo queda el asunto de la credibilidad de la fuente? En segundo lugar, y ante la avalancha de mensajes que recibimos, ¿cómo  podemos organizar y jerarquizar la información que queremos consumir?, en tercer lugar, ¿qué papel juega la ética dentro de la emisión de mensajes ante una red ilimitada en la que se pueden propagar mensajes falsos y difamatorios?, y finalmente, ¿cuál será el papel de los medios de comunicación tradicionales a corto y mediano plazo?

Antes del surgimiento de la web participativa existían reglas y normas reguladoras de los medios, pero en un ambiente globalizado en el que se plantean a los webactores como emisores y consumidores de información, los tres puntos anteriores son temas de discusión ya que el flujo de información requiere de una cierta normativa y regulación, y si a esto le agregamos el surgimiento de un modelo económico nuevo estaremos de acuerdo en que los años venideros serán cruciales para determinar algunos resultados de estos cambios que se encuentran actualmente en plena ebullición:

“La participación, que es el núcleo de la dinámica que anima la web de hoy, también da lugar a un verdadero modelo económico cuyo polo más extremo, para algunos el más brutal es el crowdsourcing, o, literalmente, la externalización de la producción de masas. Consiste en confiar a un grupo indeterminado de personas una tarea que normalmente se realiza dentro de una organización. Y esto se puede ver como una maravillosa herramienta de colaboración o como un terrible mecanismo de explotación”. (p. 127).

Quizás haya que esperar un tiempo para poder darnos cuenta si todos estos cambios son positivos y beneficiosos para la sociedad y el hombre como parte de la misma, y para poder medir las posibles consecuencias negativas que ello pudiera tener.

Sylvia Popoli

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: